9 feb. 2017

Múltiple

El director M. Night Shyamalan vuelve con un thriller sobre la personalidad múltiple que está arrasando en taquilla.

critica-reseña-pelicula-multiple-cartel

Kevin (James McAvoy) es el paciente de la psicóloga Fletcher (Betty Burckley) que investiga los efectos del conocido síndrome de personalidad múltiple y los posibles cambios físicos que puede ocasionar en un sujeto. Este paciente posee 23 personalidades muy diferenciadas. A pesar de la apariencia pacífica y extrovertida de Barry, la personalidad con la que Kevin suele asistir a las citas con su psicóloga, la Doctora sospecha que esconde algo inusual y que podría tener relación con la desaparición de tres adolescentes que fueron secuestradas en un parking.

Esta película del director M. Night Shyamalan (El Protegido, Señales, El Incidente) recuerda, en algunos momentos, el estilo de una de sus anteriores películas , El Sexto Sentido, donde la tensión es patente de principio a fin. Con este nuevo thriller, el cineasta demuestra que se siente muy cómodo con el género y que, una vez más, sabe hacerlo muy bien a pesar de tener un presupuesto más escueto si se compara con otras de sus producciones; cumpliéndose la regla de "menos es más". En este sentido, los escenarios son muy escasos para centrar la importancia de la trama en los personajes, a mi entender, una forma muy inteligente de magnificar el suspense a través del sufrimiento que padecen no sólo las víctimas del secuestrador sino de las diferentes personalidades de Kevin, las cuales luchan por tener su espacio en la "luz" frente a las tres que se han apoderado del control.

critica-reseña-pelicula-multiple

Asimismo, James McAvoy (Las Crónicas de Narnia, Wanted, X-men), por fin, tiene una oportunidad para lucirse como protagonista en una historia sobrecogedora, al igual que lo hizo en El Último Rey de Escocia. Este actor escocés escasamente valorado, demuestra en Múltiple que puede llegar a ser uno de los actores más camaleónicos de Hollywood y, por qué no, ganar la ansiada estatuilla. Desde la primera escena, vemos como asume las distintas personalidades de Kevin (en la película realmente podremos ver cinco) entre las que se incluye una señora y un niño de 9 años. Con éste último, veremos las escasas situaciones "cómicas" del film con frases como: "te he dejado preñada" cuando le da un beso en los labios a una de sus víctimas; rompiendo la tensión del espectador con una sonrisa nerviosa. Y es que, el actor consigue cambiar su expresión facial, gestos e incluso la voz (sería interesante verla en versión original para escuchar a James McAvoy) con cada una de las personalidades de Kevin con una facilidad sorprendente, facilitándonos distinguir a las mismas sin que resulte necesario los cambios de vestuario para adecuarse a los gustos de las diversas personalidades.

critica-reseña-pelicula-multiple

En cuanto al resto del reparto, realmente sólo apreciaremos la presencia de la actriz Betty Burckley, como la Doctora Fletcher y de Anya Taylor-Joy como Casey, una de las chicas secuestradas por Kevin; quedando las otras dos actrices que acompañarán en el calvario de Casey (Anya Taylor-Joy) en un segundo o, incluso, tercer plano. La Doctora Fletcher (Betty Burckley) será quién vaya explicando en qué consiste el DID o síndrome de personalidad múltiple y los efectos que puede llegar a tener en el sujeto que lo sufre. Además, la Doctora se muestra como una figura atenta y preocupada por la multitud de mensajes que recibe de una de las personalidades de Kevin, conocida con el nombre de Barry, al cual la Doctora Fletcher ve más obsesionado con el orden de su despacho, obsesión que era propia de otra personalidad que la Doctora sabía de su existencia pero que aún no conocía. Por su parte, Casey (Anya Taylor-Joy) es la víctima que a pesar de su serenidad, es la que padece más a lo largo de la historia pues, mientras permanece encerrada con sus otras compañeras, va recordando su pasado; consiguiendo, de esta manera, que el espectador vaya conociendo a este personaje y el motivo de sus temores.

Con todo lo anterior, la trama de Múltiple va desarrollando cuatro historias a la vez que se van enlazando para explicar el presente de la historia. De tal forma que, se verán: las últimas sesiones de Barry con la Doctora Fletcher, el pasado de una de las víctimas, Casey, las investigaciones que la Doctora realiza sobre la personalidad múltiple explicándose a través de la experiencia con su paciente Kevin, así como, el intento de las personalidades de Kevin por sacar a una vigésima cuarta personalidad, "La Bestia". En ocasiones, esta forma de presentar la historia puede resultar lenta. Sin embargo, cada una de ellas, forma un eslabón importante en la cadena de sucesos que se dan durante toda la película.

No obstante, si hubiera que decir algún aspecto negativo de Múltiple, habría que hacer referencia a su final. M. Night Shyamalan mete la pata con mayúsculas al dejar un final abierto, en el cual incluye, sin sentido aparente, al actor Bruce Willis; recordemos, protagonista en El Protegido, otra de las películas de este director ¿Estará promocionando una posible segunda parte de El Protegido o tal vez, de Múltiple? Sea cual fuere el motivo, lo cierto es que, después de un desarrollo tan bueno del thriller, el final aparece como un auténtico gatillazo que deja a los espectadores con un amargo sabor de boca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario