3 nov. 2013

Thor: El Mundo Oscuro

La segunda película del dios nórdico está arrasando en taquilla de forma bien merecida. No sólo por el éxito de Los Vengadores sino por ofrecer diversión sin límite.

thor-el-mundo-oscuro



Tras el ataque de su hermano Loki a nuestro mundo, un antiguo ejército de elfos oscuros resurgirá de las profundidades con el fin de hacerse con el “éter”; un líquido capaz de sumergir en las tinieblas a los nueve reinos. A pesar de sus rivalidades, Thor y su hermano unirán fuerzas para hacer frente a estos nuevos enemigos, contando con la ayuda de sus inseparables amigos y compañeros de batalla.

 Parece ser que los nuevos directores fichados por Marvel Films han aprendido la lección de no poner en posición excesivamente preferente al héroe, sino que el reparto de la escena entre los distintos personajes es mucho más atractivo por el juego que las diversas personalidades de éstos ofrecen en el desarrollo de la historia. Esta premisa, afortunadamente, también se cumple con esta película de Thor. Así, veremos por ejemplo, al sabio Odin (Anthony Hopkins) sufrir las rivalidades existentes entre sus dos hijos Thor (Chris Hemsworth) y Loki (Tom Hiddleston) por ocupar su trono. Por otra parte, conseguiremos descubrir el humor inteligente de Loki provocando con ello que el espectador pueda “cambiar de bando” cuando éste aparece. Además, Jane Foster (Natalie Portman) pasará de estar tras su amado Thor a ocupar una posición preeminente en la historia.

Por supuesto, veremos a Stan Lee durante unos segundos.

De esta forma, Alan Taylor, el director de series de éxito como: Los Sopranos (1999), Roma (2005), Juego de Tronos y un largo etcétera; nos trae esta nueva aventura de Thor cargada de sorpresas. El trabajo meticuloso del director junto al gran presupuesto de la nueva productora, The Walt Disney Company, han destruido el mito de “las segundas partes nunca fueron buenas”. A diferencia de su antecesora, esta película desarrolla la historia desde principio hasta su fin de forma estudiada, pues no sólo se centra en lucir al superhéroe en continuas peleas o haciendo a éste más humano a través de absurdos golpes de gracias; por el contrario, veremos una dinámica estructura en el guión que impedirá tener siquiera segundos de descanso. Thor es mostrado como un auténtico dios: fuerte, cordial, con buen semblante y todo un galán. En Thor: El Mundo Oscuro el protagonista no será ridiculizado, será precisamente los rasgos anteriores el fruto de nuestra sonrisa.

Como era de esperar de Disney, la escenografía y la fotografía son de una calidad insuperable. Disfrutaremos en el film desde campos de batalla al más puro estilo medieval hasta peleas futuristas con la más alta tecnología; es más, en esta segunda parte nos quedaremos boquiabiertos principalmente con las vistas que ofrece la espectacular ciudad de Asgard, hogar del legendario héroe.



¿Conseguirán Thor y sus amigos salvar a la humanidad?




Un consejo: como es tradición es las películas Marvel, no salgáis de la sala cuando termine. En este caso, deberéis esperar a que concluyan los créditos; pues, hay dos sketchs.

1 comentario:

  1. A mi me encantó. Marvel está entendiendo que al igual que la DC hace con los suyos,se pueden hacer peliculas que engrandezcan a sus heroes, pero con un sello particular de la casa..la DC ha optado por humanizar con seriedad a los suyos..La mezcla d la Marvel d accion,humor y escenas espectaculares funciona!!! Muy recomendable..en el caso d Thor segundas partes mejoran la saga..

    ResponderEliminar