27 oct. 2011

La Noche de los Exorcismos

Las películas sobre exorcismos son escasas debido a su reducido argumento. La percusora de este género fue “El Exorcista” (posteriormente la comentaremos) que mostraba una escenografía muy realista y cuidada a pesar de los escasos avances tecnológicos de la época.

Estas películas comenzaron a caracterizarse por la frecuencia de escenas desagradables, en el que el excesivo vómito, parecían ser los reales protagonistas de la trama.


Por otra parte, en toda película de exorcismo, la protagonista será una joven de cara angelical que sufrirá esta brutal transformación. Los gritos, los arañazos, las distorsiones corporales imposibles y el uso del latín en una voz masculina, completarán las escenas de posesión demoníaca.

Así mismo, se observa que la gran mayoría de estas películas dicen basarse en hechos reales, jugando así, con la gran disyuntiva de la existencia o no material del bien y del mal; convirtiéndose en un buen anzuelo comercial para los más curiosos y para los creyentes.

Finalmente, debemos señalar una progresiva evolución en estas películas, pues poco a poco la trama pasa a darse como una interesante investigación de los sucesos paranormales, dejando a un lado el centralismo en la acción, a veces a modo de parodia, que protagonizaban los exorcismos en sí. Un buen ejemplo de ello, es la película de “El Rito” en la que veremos como un diácono se verá inmerso en el mundo de la investigación de los exorcismos (ver crítica de “El Rito” pinchando aquí)

Estas películas son las más destacas:


“El Exorcista” (1973) de William Friedkin

Esta es la primera película que originó en movimiento exorcista en el cine.

“El Exorcista” está basada en la novela de William Peter Blatty, inspirada en un exorcismo real que tuvo lugar en Washington en el año 1949.

La protagonista es una dulce niña, Regan (Linda Blair), que es sometida a fenómenos paranormales. Su madre, tras llevarla a multitud de médicos y sin que éstos lleguen a darle una conclusión médica, decide ponerse en contacto con la Iglesia para someter a su hija a un exorcismo.


Sin duda, “El Exorcista”, a pesar que en la actualidad pueda considerarse una película de serie B, es una de mas mejores películas de terror que se han producido; de hecho, muchos espectadores sufrieron ataques de nervios en las salas en las que se proyectaba el film.

El director, en un intento por hacerla lo más realista posible, desarrolló las escenas de la habitación de la niña Regan en una cámara frigorífica, de ahí que se observe la palidez de los actores en estas escenas, además, del continuo vaho que sale de sus bocas. Así mismo, Linda Blair se vio forzada a bofetear a la actriz que hacía de la madre de Regan.

Por otra parte, muchas son las historias que rodean a esta filmación. Se dice que el primer día de rodaje murieron tres familiares de las personas que se encontraban realizando la película, incluso, a la misma hora.

A esto se le añade los tres incendios que tuvieron lugar en los estudios Warner y otras muertes que se produjeron durante la misma en extrañas circunstancias. Todos estos hechos, motivaron a la productora para que un sacerdote asistiera a los estudios y los bendijera.

Además, estos sucesos se extendieron a la versión teatral de la película. La actriz principal, tras el estreno de la obra en el Comedy Theatre de Londres fue hallada muerta en su cama rodeada de vómitos y su cuerpo mantenía posición de cruz.

En el año 2000 se reestrenó con la inclusión de escenas nunca vistas, debido a la censura que sufrió la película en su inicial estreno.


“Stigmata” (1999) de Rupert Wainwright

Esta película desarrolla la trama desde un punto de vista del análisis teleológico sobre la existencia o no de Dios y del Diablo, abandonando las escenas más típicas de las películas sobre exorcismos. 


El film cuenta la historia de una joven norteamericana (Patricia Arquette), no creyente, que sufrirá en su cuerpo las señales de la crucifixión de Cristo. Ante estos sucesos acude a la Iglesia para recibir ayuda, sin embargo, la apartarán por la incongruencia de las circunstancias. El Padre Andrew Kiernan (Gabriel Byrne) será el único que la apoye y el que comience con la investigación de los estigmas de la joven.


“El Exorcismo de Emyli Rose” (2005) de Scott Derrickson

Esta película, tras “El Exorcista”, ha sido considerada como una de las mejores representantes del género, debido al realismo con el que se trata el tema.

“El Exorcismo de Emyli Rose” cuenta la historia de una joven (Laura Linney) de 19 años que abandona su hogar para iniciar sus estudios universitarios. Una vez acomodada en su residencia, escuchará extrañas voces y verá imágenes que la atormentaran de día y de noche, en cualquier lugar.

Emyli, al ver que sufre ataques de pérdida de conciencia, vuelve a su casa donde su familia comprobará que la joven cada vez se comporta de una forma más extraña.

A diferencia de “El Exorcista”, aquí no veremos ni vómitos ni giros de cabeza de trescientos sesenta grados; serán los violentos gritos y la expresividad de la actriz, durante la posesión demoníaca, los que consigan exaltar al espectador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario