28 oct. 2011

Espíritus: El Terror Psicológico

Junto a los vampiros y los hombres lobo, uno de los temas más explotados de las películas de terror se refiere a los espíritus.

En estas películas, en su origen, se jugaba más con provocar tensión al espectador, a través de escenas que centraban la cámara en un punto clave, normalmente, un objeto o una puerta, para que con el silencio del protagonista de dicha escena y una banda sonora cada vez más aguda y elevada, se iba alargando la imagen y, tras ello, dar el susto que todos esperábamos; es lo que se denomina en el mundo del cine “terror psicológico”, sin que sea necesario, con ello, la visión de escenas desagradables. Un buen ejemplo es “Al Final de la Escalera” (1980) del director Peter Medak; en ella podemos ver como una pelota va cayendo, uno por uno, por los peldaños.


Con posterioridad y con la fama de las películas de asesinos, al más estilo “gore”, las películas sobre espíritus también se hacen más desagradables y violentas; convirtiendo de esta forma a los espectros en los sanguinarios más peligrosos de la historia (“13 Fantasmas” (2001) de Steve Beck)

No debemos olvidar, la moda de trasladar un film de origen japonés al cine norteamericano, teniendo estos “remakes” más éxito que sus originarios (por ejemplo, películas como: “The Ring” (2002) de Gore Verbinski); sin que ello implique, que la versión americana provoque mayor estupor y terror que la oriental.

El trasfondo de estas películas será siempre el violento pasado del espectro que, con una actitud desafiante, buscará la ayuda del protagonista en sus innumerables apariciones. De esta forma, lo que al principio se concibe como una terrorífica película pasará, en su final, a una historia dramática y emocional.

Como último apunte, a partir del film “El Proyecto de la Bruja de Blair” (1999) de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, muchas han sido las películas que a modo de documental, salen a la palestra para mostrarnos este mundo oculto. Para ello, anuncian que las escenas son vídeos reales y, por tanto, presenta una escenografía muy sencilla. Un ejemplo claro es “Paranormal Activity” (2007) de Oren Peli, saga que está estrenando actualmente su tercera parte y está cosechando millones en taquilla.

Algunas de las películas más populares, de las diversas vertientes, son:


“Al Final de la Escalera” (1980) de Peter Medak

El compositor John Russell (George C. Scott) tras el fallecimiento de su mujer y de su hija, decide trasladarse a una casa aislada para retomar su trabajo y su vida.

En la nueva casa, descubrirá los secretos que en ella se entrañan tras vivir sucesos inexplicables.

En esta película, como mencionamos anteriormente, tiene una gran importancia el terror psicológico, abandonando, en su medida, las escenas desagradables típicas de una película de terror. 


“Poltergeist: Fenómenos Extraños” (1982) de Tobe Hooper

Esta película, junto a “El Sexto Sentido”, es una de las películas más representativas del género. En esta se relata la historia de una familia americana que sufrirá sucesos paranormales en su nuevo hogar. 



“El Sexto Sentido” (1999) de M. Night Shyamalan

Una película cuyo estreno superó recods en taquilla. Protagonizada por Bruce Willis y Toni Collette, cuenta la historia de un psicólogo (Bruce Willis) de Philadelphia incapaz de superar el trágico accidente que tuvo con un joven paciente. Al conocer a Cole Sear (Toni Collette), un niño de 8 años, brotará en el Doctor los deseos de impedir un final mortal para su nuevo paciente y evitar, con ello, que se repita la historia.

Sin embargo, el Doctor pronto conocerá el don sobrenatural del pequeño Cole: se comunica con los espíritus.


Esta película juega en todo momento con el terror psicológico, sólo un par de escenas algo espeluznantes provocarán un pequeño exalto más. Con ello, queda probado que para hacer una buena película de terror no es necesario acudir a un fotograma recargado ni sangriento, siendo un buen hilo argumental el que mantiene al espectador inmóvil en su asiento.


“El Proyecto de la Bruja de Blair” (1999) de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez

Como dijimos al principio del artículo, esta película es la percusora de las películas documentales de terror.



Moviéndose la escena entre un paisaje natural y una casa abandonada, el film cuenta la extraña desaparición de unos jóvenes que rodaban un documental en el bosque de Maryland sobre “La Bruja de Blair”. Un año después, se encontró la cámara de los desaparecidos, siendo las escenas contenidas en ésta las que podemos ver en la película.


“13 Fantasmas” (2001) de Steve Beck

Esta película se caracteriza, principalmente, por intentar provocar “el terror fácil”; es decir, las escenas desagradables y los gritos en un volumen desorbitado, son los elementos en los que se centra el desarrollo de la trama.

El film cuenta la historia de una gran mansión heredada en la que habitan, en una urna de cristal, 13 fantasmas diferentes en todos los sentidos; el instinto asesino de los espectros situará a los protagonistas en situaciones escalofriantes. La urna en la que se hayan encerrados será el enigma a resolver para salvar sus vidas. 



“Los Otros” (2001) de Alejandro Amenábar

Debemos empezar diciendo que este film, sin duda, es uno de los más destacados no sólo en el género, sino también del panorama cinematográfico español.

Como protagonista cuenta con la presencia de Nicole Kidman. “Los Otros” es una película puramente de terror psicológico, a diferencia de su antecesora “El Sexto Sentido”, estará absolutamente exenta de espeluznantes imágenes, siendo en este caso el suspense, al más puro estilo Hitchcock, el que cause una constante inquietud en el desarrollo de las escenas. 

Este film narra la historia de una familia que, tras la II Guerra Mundial, vive en un gran caserón. La madre de la familia, Grace (Nicole Kidman), estará pendiente en todo momentos de que ni las ventanas ni las puestas estén abiertas para, así, proteger a su hijo de la extraña enfermedad que padece. De esta forma, la casa estará en una constante oscuridad, siendo ésta la causante de las escenas más tensas de “Los Otros”. 


“Frágiles” (2005) de Jaume Balagueró

Película que se caracteriza por el drama que esconde bajo su aparente historia de terror, una enfermera, Amy (Calista Flockhart), contratada para cubrir el turno de noche en un hospital infantil a punto de cerrar, tras más de un siglo en funcionamiento.

Los niños le contarán los sucesos paranormales que tiene lugar entre las paredes del hospital, unas apariciones que poco a poco se irán haciendo más violentas. Para solventar el problema Amy deberá enfrentarse a su pasado.

Como puede entenderse, en esta película el elemento central será el uso de los niños a modo de figuras asustadizas y, en otras ocasiones, espectrales; en consecuencia, la tensión en la que se verán envueltos los pequeños será la que intente proyectarse en el espectador.

Como data curioso, debemos decir que en el reparto también podremos ver a Elena Anaya. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario